Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Proyecto Nunatak

Los glaciares y casquetes polares son los más importantes almacenamientos de agua dulce en el planeta, siendo de esta forma una reserva estratégica para este recurso natural que representa una base fundamental para la preservación de la vida y los ecosistemas en el mundo.

Estos alimentan de agua a los ríos, lagos y napas subterráneas, manteniendo el balance hídrico y climático de las cuencas. Además, son importantes para la estabilidad de los ecosistemas, para asegurar el abastecimiento humano y para sustentar actividades económicas como la agricultura, la industria, la minería, la generación eléctrica y el turismo.

La escasez hídrica es una de las principales amenazas para la vida humana, siendo los glaciares un seguro ante las sequías, ya que estos responden de manera inversa en épocas de déficit hídrico, es decir, cuanto menos nieve y lluvia caiga durante el invierno, mayor es la cantidad de agua que los glaciares entregan a los ríos, manteniendo los caudales en verano y en los periodos de sequía.

La actividad humana, principalmente en el aspecto económico, es otro de los factores que afectan la preservación de los glaciares, como la minería desarrollada en la alta cordillera y la actividad turística invasiva.

Un desarrollo sustentable que permita el cuidado de los glaciares podría evitar efectos nocivos sobre el medio ambiente, como la desaparición de reservas de agua dulce en zonas áridas y semiáridas; la vulnerabilidad climática y menor disponibilidad de agua para el medio ambiente, las ciudades y el desarrollo nacional; cambios en el balance biofísico de las cuencas (temperatura, vientos, precipitaciones, etc.); amenaza a las actividades económicas por escasez de agua y mayores conflictos entre sectores productivos que compiten por la obtención de este recurso y la inseguridad para el abastecimiento de agua potable, la generación eléctrica, la industria y la agricultura.

Es en este contexto que el Proyecto Nunatak adquiere especial relevancia. A través de la construcción de una plataforma de investigación científica en un terreno adverso, es posible ofrecer condiciones de resguardo y permanencia tanto para los investigadores como para los instrumentos usados en la toma de muestras y monitores en las zonas montañosas, lo que permitirá verificar permanentemente los niveles de contaminación sobre los glaciares. De esta manera, y con mayor exactitud en los resultados, se busca concientizar a la población sobre el cuidado de los glaciares como también alertar a los diversos organismos gubernamentales y a la comunidad científica en general acerca de los riesgos actuales y los beneficios que traerá la preservación de nuestras principales reservas de agua dulce.